Jue07202017

Actualizado07:21:46 PM

Back Inicio Sureste Puente COATZACOALCOS I, histórica maniobra Nanchital Habitantes del sur hacen justicia por su propia mano

Habitantes del sur hacen justicia por su propia mano

habsurLázaro Cruz García

Hartos de la delincuencia, un grupo de habitantes de tres poblados de este municipio se hicieron justicia por su propia mano y se unieron para asesinar a golpes en la plaza pública a uno de cuatro sujetos que momentos antes habían despojado de una fuer te suma de dinero a un productor de caña de la zona, luego de haber retirado una fuerte suma de dinero.

Este hecho ocurrió ayer pasado el mediodíacuando el cañero Antonio Córdova, de 50 años de edad, luego de haber asistido a una institución bancaria a sacar dinero para
el pago de la nómina abordó su camioneta marca Nissan y se retiró a su oficina.

Al llegar a la comunidad Zapotal tercera sección entre los poblados C-27 y C-29, un grupo de cuatro sujetos que iban a bordo de un carro tipo Tsuru le cerraron el paso a la unidad en donde iba don Antonio Córdova para robarle, pero como éste no se bajaba del vehículo los delincuentes hicieron disparos al aire para amedrentarlo.

Fue así que los asaltantes lo graron despojar del maletín del dinero al cuentahabiente, así también uno de ellos le quitó las llaves y se llevó la camioneta Nissan. El ladrón enfiló rumbo al poblado C-17, por lo que los vecinos al escuchar las detonaciones salieron a ver qué ocurría y uno de ellos gritó: ¡Están asaltando a Toño Córdova", el llamado causó eco entre los pobladores, quienes se unieron para auxiliar al cañero.

Por lo que siguieron la camioneta Nissan que era manejada por un presunto ladrón, a quien alcanzaron, a la altura del Poblado C-16, a quien lo llevaron hasta el parque público del ejido Zapotal. Ahí lo amarraron de pies y manos, luego lo ataron a un poste de energía eléctrica cerca del panteón, en donde una turba lo empezaron a golpear.

Patadas, puñetazos en diversas partes del cuerpo, recibió el presunto ladrón. Al llegar la Policía Municipal 40 minutos después, el ladrón estaba muerto de tantos golpes.