*  Tronco analizó y sugirió cambios sobre la unidad. También corrió en ella

COATZACOALCOS, VER.- Renato Tronco Gómez tuvo la coincidencia de hallarse con un grupo de estudiantes de Ingeniería Mecánica que rodaban un automóvil de su propia invención, por lo cual los felicitó con entusiasmo.

En un punto de la ciudad donde practicaban el rodamiento de Proyecto Tubular, Renato se informó que la mayoría de las piezas son recicladas, armadas por los estudiantes del octavo semestre con herramientas prestadas, con muchas carencias, pero con gran imaginación.

Renato relató que comparte los gustos por transformar, incluso, hace años, creó a El Bebé” un camión 6×6 que recorría lo más áspero de la sierra subiendo postes de luz para electrificar las apartadas e inhóspitas comunidades.

Los muchachos doblaron, soldaron tubería y les salió una extraña criatura, tosca y ruda que sin embargo es su creación máxima y hasta la idealizan con un “racer”, y a Tronco Gómez le encantan correr este tipo de vehículos.

Finalmente, Tronco, quien es un apasionado por correr camionetas, motocicletas, entre diversos vehículos, orientó y motivó a los jóvenes a seguir luchando y a perfeccionar su creacción.