Sin tacto

Por Sergio González Levet

Posición/posesión

Para mi querido colega Melesio Carrillo, que le sabe muy bien a estas cosas.

Las dos palabras del título son términos que están muy en boga, ahora que estamos en tiempos de campañas, de elecciones, por eso de los posicionamientos y de las tomas de posesión que sobrevendrán para los ganadores el próximo domingo 1º de julio.
“Posición” y “posesión” las escuchamos constantemente en la boca de aspirantes, candidatos, asesores, consejeros áulicos, consejeros a secas, dirigentes partidistas, jilgueros, militantes…
Y con ellas sus derivados “posicionamiento” y la errónea “posesionamiento”, que se usa mucho más de lo que quisiéramos los lingüistas, aunque no significa nada, no existe.
Como nuestros cultos políticos, tan leídos ellos, confunden mucho la “posición” con la “posesión” (y es obvio que prefieren la segunda, con mucho), en este espacio les ofrecemos de gratis una puesta en punto sobre ambas acepciones, con la mejor intención de que aprendan algo, aunque sea….
Y para las estimadas lectoras y los leales lectores, espero que les dé alguna luz sobre esta confusión que se está haciendo contagiosa.
Bueno, el diccionario de la Real Academia Española define “posición” como “Postura, actitud o modo en que alguien o algo está puesto”. Y “posesión” es “Acto de poseer o tener una cosa corporal con ánimo de conservarla para sí o para otro”.
[Vaya, la Academia y sus mafufadas: “posesión” es “acto de poseer”, así que vamos a preguntarle qué es “poseer”, y nos responde que es, “Dicho de una persona: Tener” (sic por la mayúscula que no va después de dos puntos y seguido) “en su poder algo.” ¡Aaahh!].
En fin, “tomar posición”, desde el punto de vista político, sería plantear una postura sobre un tema en particular. A esto se le llama, de manera subjetiva, “posicionamiento”.
Y “tomar posesión” es tener en su poder un puesto, lo que de ninguna manera se puede llamar “posesionamiento”.
Existe, sí, “posicionar”, “Tomar una posición respecto de algo o de alguien. Se ha posicionado a favor DE la medida” (otro sic por esa preposición en mayúsculas) y “posesionar”, “Adueñarse de algo o de alguien, en ocasiones de un modo indebido.” (qué relevante resulta ese “de un modo indebido”, jejé).
Repasemos, señores políticos, a ver si logramos que entiendan: “tomar posición” es hacer pública una postura personal respecto de un asunto o tema; “tomar posesión”, es llegar por fin al puesto anhelado, a la silla soñada, al sueño dorado y a dejar de vivir en el error (dijera el Tlacuache Garizurieta).
Y más: “posicionar” es tomar partido sobre un asunto y “posesionar” es adueñarse de algo (muchas veces de forma indebida, caray).
Repitan conmigo por favor: “posicionamiento”, “posicionamiento”, “posicionamiento”… escríbanlo cien veces, díganlo en voz alta hasta el cansancio, y ojalá que con eso destierren el uso indebido de la palabra inexistente “posesionamiento”.
¿Quedó claro?

sglevet@gmail.com
Twitter: @sglevet
Facebook.com/sglevet
www.journalveracruz.com