Arropado por la estructura del PRI y acompañado por candidatos, líderes, legisladores y gobernadores, José Antonio Meade hizo un llamado al partido para “jugársela a muerte” y defender “lo que creemos en este País”.

En lo que es considerado un relanzamiento de la campaña y a tres días del nombramiento de René Juárez Cisneros como dirigente nacional del PRI, el abanderado encabezó un acto en la sede nacional tricolor, donde convocó a la militancia a dar la batalla.

“Cuando salgan a la calle recuerden que estamos defendiendo la educación, nuestra visión social, estamos trabajando para cuidar lo que hoy es un activo para el País, su estabilidad y su gobernabilidad”, dijo.

“Hoy la patria nos convoca de nuevo, esta elección frente a la cual nuestros hijos nos van a preguntar de qué lado estuvimos, hay que pensar en esta elección qué les responderemos a nuestros hijos”.

En estos 56 días, sostuvo, vamos a demostrar de qué está hecho el PRI.

“Somos los únicos que tenemos la capacidad de convocar y convencer a millones de simpatizantes y militantes. Todas las manzanas de todas las colonias de todos los distritos de todas las circunscripciones, y así es como vamos a ganar”, arengó el ex Secretario.

Meade exigió que se castigue a los delincuentes, que haya consecuencias, y no amnistía, y ofreció un Gobierno eficaz, concentrado sólo en servir a México.

El candidato presidencial sostuvo que en los días que restan de campaña se verá a una dirigencia nacional del PRI concentrada en dar rumbo al esfuerzo de todos.

De paso, reconoció la labor de Enrique Ochoa con sus triunfos en elecciones como las del Edomex y Coahuila el año pasado.

“Vamos a ganar porque vamos a trabajar unidos, con los sectores del partido, con una sola meta, lograr la victoria”, expresó.

“Hay quienes dicen con soberbia que el PRI ya se va, a los que lo dicen con soberbia les decimos que sí, que nos vamos de esta explanada a Los Pinos. Vamos por el triunfo, vamos a ganar”.

Fuente: Reforma