Ante el descenso de la temperatura y el exceso de humedad propios de la época, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) delegación Veracruz Sur, exhorta a la población en general a aplicar ciertas medidas para prevenir la presencia de diversos padecimientos comunes en estas fechas.

El coordinador de Información y Análisis Estratégico del Seguro Social, Gerardo Alpuche San Miguel comenta que los principales padecimientos de la temporada, son los que afectan las vías respiratorias, a los que son más vulnerables los adultos mayores y los infantes, debido a que en el primer caso su sistema inmunológico se encuentra en deterioro y en el caso de los niños, aún se encuentra en desarrollo, de ahí la importancia de extremar los cuidados en estos grupos.

Dijo que por ejemplo los pacientes hipertensos deben tomar precauciones durante los frentes fríos, puesto que las exposición a cambios bruscos de temperatura pueden llegar a afectar su presión arterial, “la elevación de la presión, aumenta el trabajo del corazón, causado hasta insuficiencia cardiaca, las bebidas en exceso calientes provocan un mayor esfuerzo al órgano vital, debido al aceleramiento de la presión”.

Ante los padecimientos crónico-degenerativos, es conveniente llevar el tratamiento y hábitos alimenticios, tal como lo prescribe el médico, para evitar complicaciones. Además en esta temporada, diabéticos e hipertensos son considerados grupos de riesgo, por lo que deben recibir la vacuna antineumococcíca.

Mencionó que otro tipo de padecimiento que llega a presentarse en época de frío y exceso de humedad, son las lesiones en articulaciones y músculos, debido a que los músculos tardan más en calentarse, de manera que es recomendable que quienes tengan el hábito del deporte o actividad física intensa, realicen en forma previa ejercicios de calentamiento y disminuir con ello el riesgo de desagarres, esguinces y calambres.

El coordinador, dijo que en personas que han sufrido previamente fracturas o desgarres, es frecuente que en temporadas frías, presente dolor, debido a que los tejidos del hueso y fibras musculares que fueron reconstruidos son altamente sensibles a las temperaturas bajas.

Por último señaló la importancia de la prevención y el autocuidado de la salud; mantenerse preparado para hacer frente a la temporada fría, es la mejor manera de evitar enfermedades o complicaciones de las patologías que ya se presentan.