Papantla, Ver., a 15 de junio de 2019.- Se concluyó la visita de la comitiva de la UNECO, Frédéric Vacheron, director de la oficina de México de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) encabezó este suceso del 12 al 14 de junio.

“Abuelas y abuelos sabemos dialogar, sabemos escuchar. Agradecemos el reconocimiento de la UNESCO. Hoy compartimos nuestro conocimiento con todo el mundo. Todas y todos nuestros Maestros y alumnos pedimos: enseñar desde la raíz. Encendamos la luz juntos.” Indicó el Abuelo Guadalupe Simbrón durante su intervención en el Kantiyán.

Durante los tres días se dialogó y e intercambiaron puntos destacados en la Agenda 2030, como Educación, Cultura, Ciencia y cómo el Pueblo Totonaco ha interpretado los objetivos del desarrollo sustentable  y cómo se aporta desde la raíz en sus casas-escuelas.

Previo a las visitas a las casas-escuelas se mostró un lienzo desarrollado por los creadores del Centro, ahí se comentó en voz de los portadores como la iniciativa que partió como un festival en el año 2000 hoy a 20 años es un modelo de regeneración cultural único en el mundo y que cuenta con tres Patrimonios de la Humanidad.

El Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez indicó junto con los Abuelos del Napuxcu Lagkolon: “Tenemos a bien agradecer la visión de la UNESCO, de observar a esta cultura Totonaca, una cultura viva y seguir impulsando junto con ellos, con los jóvenes, un Pueblo que siempre recibe, que sabe de convivencia…”

Por su parte la secretaria de Turismo, Xóchitl Arbesú Lago, señaló: “…así como han sido premiados por la UNESCO prevalece el compromiso de replicar y compartir ese infinito amor con los demás Pueblos, por ello replicaremos el modelo Tajín en búsqueda de crear un suceso en el sur del estado, será inspirado en todo el trabajo que existe aquí…” al referirse a los logros del Tlan Latamat (Modelo Tajín).

Salomón Bazbaz Lápidus, fundador del Centro de las Artes Indígenas, compartió los alcances y objetivos que se han trazados para los años venideros; destacando en voz de Vacheron “…en nombre de todos mis colegas quiero agradecer al Centro de las Artes Indígenas, a Salomón y a todo su equipo, reiterando la disposición para seguir poniendo el trabajo de la UNESCO al servicio del Pueblo…”

“El modelo Tajín es el testimonio más importante de que cuando los pueblos originarios, el gobierno y la sociedad civil se unen en un sólo objetivo se logran alcances maravillosos…” concretó Bazbaz.