Xalapa, Ver., Abril de 2018.- Al encabezar este día el Acto Cívico a la Bandera en la explanada central de la Ciudad Judicial de Xalapa, la Magistrada Patricia Montelongo Guerrero, presidenta de la Sala de Responsabilidad Juvenil del Tribunal Superior de Justicia del Estado, expresa que los servidores públicos del Poder Judicial debemos luchar día a día por un México mejor, efectuando nuestro trabajo con mayor esmero y dedicación.

En presencia de Magistradas, Magistrados, Consejeros de la Judicatura y servidores públicos de las distintas áreas del Tribunal Superior de Justicia, así como alumnos, maestros y padres de familia de la Escuela Primaria Profra. Laura Mora Muñoz, dijo que un hecho de remembranza trascendental para nuestra Patria lo fue la construcción de la letra del Himno Nacional Mexicano por Francisco González Bocanegra, quien nació el 8 de enero de 1824 en San Luis Potosí y quien ganó, en 1853, el concurso para crear la letra del Himno Nacional.

Tras recordar la biografía de tan ilustre mexicano, la Magistrada Montelongo destaca también el papel fundamental de Jaime Nunó Roca, músico, compositor y director de orquesta de origen español, en la creación de la música del Himno Nacional, recordando que este se escucha por primera vez el 15 de septiembre de 1854.

Plantea también que con el triunfo del liberalismo, dos estrofas del Himno Nacional fueron prohibidas: las dedicadas al ex presidente Antonio Lopez de Santa Anna y al emperador mexicano Agustín de Iturbide. El primero, por ser considerado un traidor de la patria al vender parte del territorio mexicano a los Estados Unidos y el segundo, porque a pesar de ser un heroe de la Independencia Nacional, fue culpado, igualmente, de perder parte del territorio mexicano en Centroamérica.

Finalmente, la Magistrada Montelongo Guerrero, compartia la siguiente reflexión con los asistentes: El himno nacional es la manifestación de la belleza y de la realidad, es la más alta expresión del hombre a su patria en la lucha por la libertad. Es un monumento hecho de palabras; se le deba cantar para nadie lo debe profanar.