En esta temporada de lluvias en donde se presenta exceso de humedad, los pacientes asmáticos deben extremar cuidados para evitar riesgos de crisis, además evitar otros factores como humo de tabaco, contaminación, la exposición a concentraciones elevadas de alergénos y estar en contacto con personas que cursen infecciones respiratorias, alerta la coordinadora Auxiliar de Información Estratégica de la delegación Veracruz Sur del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Adriana Vega Arteaga.

Explicó que el diagnóstico clínico del asma, además de basarse en los síntomas como tos, dificultad para respirar, silbido a nivel tórax y expectoración de flemas, se apoya con la realización de pruebas terapéuticas con broncodilatores o con corticosteroides.

Detalló que el asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas, que se acompaña de una mayor reactividad traqueo bronquial provocando los síntomas principalmente por las noches o madrugadas.

Recordaron que para evitar complicaciones o crisis es necesario que los pacientes tomen las siguientes medidas: quitar tapetes y aspirar la casa a fin de eliminar polvo y ácaros que también favorecen el asma; usar detergentes y materiales de limpieza sin fragancia; mantener los niveles de humedad bajos; conservar los alimentos correctamente tapados y fuera de los dormitorios para evitar la aparición de cucarachas que también favorecen los ataques respiratorios.

Por último, Vega Arteaga, dijo que es conveniente al salir de casa, llevar paraguas, chamarra o impermeable para protegerse en el caso de lluvia repentina, si se mojan, cambiarse a la brevedad la ropa y el calzado, a fin de evitar enfriamiento en el cuerpo y con ello alguna infección respiratoria que pudiera desencadenar una crisis asmática.