Mié08232017

Actualizado08:36:48 PM

Back Inicio Sociales Espectáculos

Javier Solís, medio siglo sin la voz del "Rey del Bolero Ranchero"

solisjavierDesde hace 50 años, cada 19 de abril, en diferentes puntos de México se recuerda al joven cantante y actor mexicano Javier Solís, quien con la interpretación de temas como Sombras, En tu pelo, Entrega total, Si Dios me quita la vida, Llorarás, llorarás y Te amaré toda la vida, entre muchas otras, se convirtió en una de las voces más representativas de la música mexicana.

A quien también se le conoció como El rey del bolero ranchero nació bajo el nombre de Gabriel Siria Levario el 1 de septiembre de 1931 y antes de dedicarse a cantar y actuar se desempeñó como panadero, carnicero y boxeador. Fue hasta 1948 cuando incursionó en el mundo artístico, presentándose en diferentes restaurantes y en la Plaza Garibaldi, donde algunas personas lo consideraban como un imitador del ídolo Pedro Infante; sin embargo, con el paso del tiempo fue desarrollando un estilo propio.

Durante la década de los 50, Solís se presentó en el Bar Azteca, de la Ciudad de México, y esa noche entre los presentes se encontraba Julio Rodríguez, integrante del trío Los Panchos. La interpretación del cantante cautivó a Rodríguez, quien decidió ayudarlo a conseguir una audición con el director de la entonces disquera

Columbia y como consecuencia de esa casualidad, Solís graba su primer disco: Javier Solís, Volumen 1.

A partir de ese momento comenzó a destacarse con un estilo original y propio, con el que interpretó boleros de distintas regiones de Latinoamérica siempre acompañados de mariachi. Fue tan buena la aceptación del público que lo comenzaron a llamar El rey del bolero ranchero.

Como era costumbre, a los cantantes que alcanzaban el éxito y reconocimiento en la radio también les llegaba la oportunidad de incursionar en la actuación durante la llamada Época de Oro del Cine Mexicano, y Solís no fue la excepción.

La creciente industria cinematográfica de los años 50 y 60 decidió poner en la pantalla grande a Javier Solís con producciones como El norteño, Tres balas perdidas —junto a Alfredo Sadel—, Escuela para solteras, con Amador Bendayán; Especialista en chamacas y El hombre de la furia (Más allá del Orinoco), la cual se filmó en Venezuela.

A la par de su carrera actoral Solís se mantuvo activo en el ámbito musical y entre 1962 y 1963 grabó sus discos más recordados: Fantasía Española y Trópico, los cuales incluyeron temas de Agustín Lara. Fueron estas canciones las que lo consolidaron como una de las voces representativas de aquel tiempo, misma que perdura hasta hoy.

El 12 de abril de 1966 Javier Solís fue hospitalizado en la Ciudad de México, porque requería una intervención quirúrgica para remover la vesícula biliar.

Siete días después el cantante y actor había fallecido a los 34 años; su acta de defunción explica que murió a las 5:45 de la mañana a causa de una falla cardiaca a consecuencia de una desequilibrio electrolítico por colecistectomía.

Sin embargo, hay otras versiones de lo que pudo causar su muerte. Una habla sobre una mala praxis durante la cirugía, en la que le dejaron una pinza en el interior; otra que Solís desobedeció la indicación médica de no consumir agua fría y eso le provocó la falla cardiaca, y una más, que le dieron de alta y saldría a una fiesta, pero falleció antes de dejar el hospital.

Las neveras de los chefs

1cheANDONI ADURIZ
Rodeados de perejil, jengibre, anchoas Ortiz o zumo de naranja, las únicas rarezas en la puerta del frigorífico del chef de Mugaritz podrían ser un paquete negro de té y una lata de aceite de oliva italiano. En otras zonas de la nevera hay atún, acelgas, tónica Schweppes, cerveza Heineken o Coca-Cola Zero, mientras que en los cajones sobreviven unos tomates y unas piparras frescas. Aduriz se surte en el mercado o en su propio restaurante: "A veces algún proveedor nos trae productos excepcionales que no necesitamos, así que me los llevo a casa y los cocino para mi familia".

 

 

 

 

DAVID MUÑOZ
Parmesano, mascarpone, vino francés, unos tercios de Mahou, nata, yogur desnatado, huevos y la salsa Sriracha que le pone a casi todo: este es el desolador panorama que presenta la nevera del chef de DiverXo. Todo tiene su explicación: Muñoz casi nunca come en casa.

3cheJOAN ROCA
Probablemente es el cocinero más importante de España, pero la nevera del mayor de los Roca destila el aire de normalidad que tanto se agradece en sus intervenciones públicas: tortilla de patatas de su suegra, lentejas, crema de verduras o pasta metida en una tartera. Joan también mete el tomate en la nevera, y almacena productos no tan comunes como la anguila o los rebozuelos.

 

 

 

 

 
 
4cheMASSIMO BOTTURA
El frigorífico de Bottura está en una "habitación santuario" separado de su "increíblemente bien equipada cocina", según afirman los autores de 'Inside chefs' fridges'. No faltan en él las frutas y verduras, el jamón de Parma envejecido 30 meses y todo tipo de conservas y encurtidos italianos. Lo de las patatas en la nevera ya nos lo explicarás algún día, Massimo.