Lun05292017

Actualizado09:05:32 PM

Back Inicio Columnas En Linea

Leru y la alarma

sgl.1Sergio González Levet

A las 6 de la tarde con 59 minutos del miércoles 21 empezó a sonar: tuuuu, tu, tutuuuu, tutuuu.

Era una alarma que todos los vecinos tuvieron que padecer, pero pensaron que pronto dejaría de sonar, porque el ruido que hacía era insoportable, de ésos que te ponen los nervios de punta y no te permiten pensar con claridad... que no te permiten vivir (era similar al ruido que produce el claxon de un coche cuando su exasperado conductor se pone a sonarlo sin ninguna consideración).

Pero no. Siguió machacando con su sonido infame y pasaron los minutos, las horas...

Para no hacérselas de emoción, la alarma estuvo gritando su advertencia inútil hasta las 3 de la mañana del jueves 22, ocho horas seguiditas con su constancia fiel pero importuna.

Obvio, los vecinos del fraccionamiento Montemagno y los de La Marquesa se volvieron locos esa tarde, esa noche y esa madrugada, porque ninguna autoridad pudo hacer nada para acallar el molesto ruido, para acabar con el infierno.

"Lo siento, señor, señora, joven, señorita, pero la policía no puede entrar a una casa sin un permiso judicial, aunque el sonido (de la casa) y la furia (de ustedes) sean totalmente incompatibles", respondían en los teléfonos de emergencia.

La alarma sonaba en una casa de la Avenida Moscú, la marcada con el número 91 exactamente, que ofrece para la renta la compañía inmobiliaria Leru.

Y sí, se ve que en Leru son buenos para el negocio de comprar, vender y administrar casas, no por nada han crecido tanto en todo el país, pero están muy poco preocupados por la tranquilidad de las personas que habitan cerca de los inmuebles que ellos promueven. Y eso lo digo porque la alarma de esa casa de la Avenida

Moscú 91 que ofrecen en renta desde hace varias semanas se ha encendido muchísimas veces, siempre a deshoras: en domingos, en las madrugadas, por las mañanas muy temprano, cuando uno está haciendo otras cosas más agradables y tiene que dejarlas porque el ruido hace imposible cualquier función, humana o animal.

Y eso lo digo porque varios vecinos hablaron para quejarse de la alarma imprudente, y nadie de Leru hizo nada por ponerla en orden en ese más de un mes en que le echó a perder la vida a cientos de personas que tuvieron la mala suerte de vivir cerca de una casa que renta esa inmobiliaria.

Este jueves 22 muy temprano le llovieron quejas telefónicas al teléfono de Leru (812 22 60, por si alguien quiere insistir) de decenas de habitantes del rumbo de Montemagno, organizados por fin en contra de ese atentado a la paz social, y no es para menos porque varios de ellos enfermaron de los nervios.

El psicólogo estadounidense Dan Gilbert, investigador de la Universidad de Harvard, ha demostrado que las personas son infelices si no logran concentrarse en lo que están haciendo, y me pregunto quién podría concentrarse si tiene por horizonte auditivo ese sonido reiterado, penetrante, insondable... y si además lo tiene que soportar por días, semanas, meses.

Todos los vecinos ruegan que por fin los señores de Leru puedan rentar la casa de la alarma demoniaca. Piensan que así terminaría por fin su viacrucis y de esa manera podrían volver a tener una vida normal, como aquella que les ha robado Leru, con su falta de interés en lo que afecta a las personas. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Twitter: @sglevet

Facebook.com/sglevet www.journalveracruz.com

Juan Carlos Molina, a la CNC

sgl.1Sergio González Levet

Todo hace indicar que, después de 40 años, cuando lo fue el Tigre Mario Hernández Posadas, habrá por fin y nuevamente un dirigente veracruzano en la Confederación Nacional Campesina a partir de febrero del año entrante.

Como le hace el SAT, se lo cuento por partes:

Todo empezó el jueves 25, durante la celebración del Congreso Nacional Extraordinario de la CNC, que fue encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto y se realizó en Tepic, Nayarit.

Este Congreso y la asistencia del mandatario nacional (con una parte fuerte de su gabinete: el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; la de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles, y el de Agricultura, José Calzada Rovirosa) fue originalmente para dar un espaldarazo en su propia tierra al actual líder cenecista, el senador Manuel Cota Jiménez, quien anda buscando ser candidato a Gobernador de su estado por el PRI.

Como el destape en Nayarit será allá por enero o febrero de 2017 a más tardar, este evento multitudinario fue el escenario de arranque de la precampaña del dirigente campesino y senador, quien con toda seguridad será ungido como abanderado tricolor.

Peeero... se da la circunstancia de que en enero o febrero del año próximo la CNC quedará acéfala, cuando su líder pida licencia o renuncie para investirse como candidato, y de inmediato empezaron a surgir los tiradores para esa ansiada silla, con lo que el panorama en el sector agrario organizado empezó a ponerse candente.

Hombre que le gusta mandar señales en lugar de decirlo abiertamente, el Presidente dio la línea a través de su Secretario de Gobernación de hacia dónde fluyen los aires para la Confederación. Y la buena noticia es que el señalado es el reconocido líder de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del Estado de Veracruz, el mago Juan Carlos Molina Palacios, que rescató en unos meses de dirigencia al sector campesino veracruzano, después de que había estado por años en la decadencia a la que lo llevaron una lideresa desinteresada y varios lidercillos muy interesados en las prerrogativas que recibe esta central estatal.

Durante el evento en Tepic, al que asistieron todos los dirigentes estatales de la CNC, en el mismo presídium y ante la vista de todos, Osorio Chong saludó afectuosa y largamente al líder veracruzano, y le dio una apapachada pública que muchos conocedores interpretaron como la señal de que él será el sucesor de Cota Jiménez.

La noticia es buena para los campesinos veracruzanos, pero también para los de todo el país, porque Juan Carlos Molina ha demostrado una capacidad de movilización y una visión certeras, que lo llevarán a ejercer un liderazgo de resultados para los campesinos mexicanos, y desde donde aportará el impulso para mejorar sensiblemente la productividad agropecuaria y la calidad de vida de la gente del campo.

Molina Palacios se ha revelado como un político conocedor de tiempos y formas. Por eso, no se ha acelerado con el espaldarazo presidencial mandado el jueves 25, y continúa trabajando en gestiones para apoyar a campesinos en todos rincones agrícolas de la entidad.

Con resultados visibles, con inteligencia política y con prudencia, Juan Carlos Molina Palacios se dirige a ser un líder nacional cenecista que hará historia.

A las pruebas...

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Twitter: @sglevet

Facebook.com/sglevet

www.journalveracruz.com